Posteado por: vadeviajar | 31 diciembre 2010

¡FELIZ AÑO NUEVO!

Como habréis observado últimamente estamos poco activos en esto de escribir en el blog, no porque no hagamos cosas y cojamos aviones (eso sí nacionales) sino porque ahora nos estamos dedicando a recuperar y cuidar a nuestros amigos y familia que nos han estado siguiendo por el mundo y echando tanto de menos.

(el año pasado estuvimos en Copacabana disfrutando del calorcito!!)

Para el 2011 no nos proponemos objetivos muy ambiciosos, Javier empezará sus clases de guitarra, correrá alguna media maratón y maratón y los dos rebajaremos algunos quilitos. El tema curro también será importante porque sino ¿como vamos a volver a nuestras aventuras por el mundo?

Os deseamos lo mejor para el 2011 y como siempre, siguiendo a nuestro inspirador Pablo Neruda:

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quieres,
abandonarlo todo por miedo,
no convertir en realidad tus sueños.

Posteado por: vadeviajar | 10 noviembre 2010

La penúltima

Ya estamos en Barcelona pero no os contamos como terminaba la aventura. Acabamos el año en el sur de la India.

El sur es muy distinto del norte, los templos tienen colores, los paisajes son verdes, hay muchas zonas con playa, las carreteras son mejores. No es que el sur sea mejor, es diferente.

Al igual que hicimos en el norte, contratamos a un conductor para hacer el recorrido, que aquí os paso, durante 12 días:

 – Chennai / Mahabalipuram

 – Mahabalipuram / Kancheepuram / Mahabalipuram

 – Mahabalipuram / Pondicherry

 – Pondicherry / Chidambaram / Gangaikondacholapuram / Darasuram / Tanjore

 – Tanjore / Trichy / Tanjore

 – Tanjore / Chettinadu / Madurai

 – Madurai / Thakkedy

 – Thakkedy (plantaciones de té y especias)

 – Thakkedy / Cochin

– Cochin

 – Cochin / Allepey (casa flotante)

 – Allepey / Varkala beach

En el sur, al estar rodeados de mar, son más abiertos puesto que ya históricamente, al ser principalmente mercaderes, se relacionaban con gente de todo el mundo. La influencia, sobre todo francesa, pero también portuguesa o holandesa, es evidente en algunas de las poblaciones de la costa.

A mi personalmente, el sitio que más me gustó fue Fuerte Cochin, un barrio pesquero, con impresionantes casas coloniales (varias de ellas hoteles en la actualidad), una costa llena de redes “chinas” (es el sistema que tienen por aquí para pescar), bares, restaurantes, pescado fresco, tiendecillas…

Ir a las montañas, a Thekkady, también fue interesante para ver las plantaciones de especias. Ni que decir tiene que yo en mi vida había visto una planta de cardamomo o las raíces del jengibre, la pimienta… También vimos plantas de cacao, de café y de té.

Una actividad curiosa y típica si vienes al sur es pasar una noche en una casa flotante navegando por un lago lleno de canales. Las hay de todos los tamaños, en nuestro caso, cogimos una para 2 personas. Son barcazas cuya parte superior está hecha como de mimbre y tienes, tu habitación con baño, una pequeña cocina y un salón. No es que cocináramos puesto que teníamos una tripulación de 3 personas ¡qué lujo!

Antes de volver a Barcelona decidimos pasar los últimos 3 días en la playita de Varkala ¡qué decisión más acertada! Nos fuimos a un resort con una piscina impresionante y grandes vistas al mar (Javier y yo somos más de piscina que de playa).  Nos pasamos el día en el hotel tumbados al sol o a la sombra (imposible estar más de 2 horas tostándote) y la noche en una zona de restaurantes, bares y tiendas hippies encima de un acantilado. Espectacular el pescado fresco.

Finalmente, en la zona de Kerala (la región del suroeste de la India), son típicos los tratamientos ayurvédicos a base de hierbas medicinales. Son tratamientos de unos 15 días para limpiarte por dentro y por fuera. A nosotros sólo nos dio tiempo de darnos un masajito con aceites de hierbas y así volvimos con muy buena cara.

Posteado por: vadeviajar | 23 octubre 2010

EL RETORNO

¡Qué volvemoooooooooooooos!!!!

Esto ya se acaba, de hecho estamos más pensando en Barcelona que disfrutando de los últimos días de la India (aunque la verdad es que el Sur de la India ha sido todo un descubrimiento).

Os explico nuestro plan de retorno por si queréis vernos el día de vuelta.

En la cabecera de la portada tenéis los horarios de nuestros billetes, el retorno empieza el viernes a las 2 y pico de la madrugada en Mumbai (en Barcelona vendrían a ser las 11 de la noche).

La llegada a Barcelona está prevista a las 14.20h e iremos a comer con mi familia (incluído mi ahijado que sólo tenía una semana cuando nos fuimos).

Por la noche, supongo que 9-9.30h, íremos al AyCaramba!
La mayoría de vosotros ya lo conocéis, es el restaurante mexicano de mi hermano y si queréis más datos os paso el link a su facebook donde veréis detalles del lugar: http://www.facebook.com/aycarambatexmex

Aguantaremos lo que demos de si después del largo retorno.

Al día siguiente nos quedaremos por Barcelona porque Javier tiene que conocer a su ahijado que normalmente vive en Palma de Mallorca pero este finde va a estar por la ciudad.

El sábado noche o domingo mañana nos vamos a Viladrau de Castañada.

Aprovecho para recordaros que Javi está en el paro  y, sobre todo, busca trabajo en Barcelona (eh, Lucas?) y yo parece que también iré a aumentar la cola de parados porque en mi ex-trabajo han decidido no cubrir vacantes desde el martes pasado (por 10 días ya se podrían haber esperado :-(…). Así que, volvemos con ganas aunque algo preocupados por el tema curro (yo más que Javier porque no contaba con tener que buscar).

Esperamos poder veros a todos pronto. Entendemos que llegamos un finde de 3 días y muchos tendréis otros planes. Ya encontraremos el momento para vernos, algo de bueno ha de tener no tener curro, tenemos todo el tiempo del mundooo!

Posteado por: vadeviajar | 15 octubre 2010

Incredible India

Tal y como comentaba en la última entrada ya estamos en la India. La verdad es que de momento nos está gustando mucho este país, dice Javier que ha mejorado en cuanto a niños y mayores pidiendo o vendiéndote cosas, les dices que no gracias y te dejan en paz. La comida es riquísima, los sabores, las especias, los colores… evidentemente hemos hecho nuestra clase de cocina para luego hacer barbaridades en casa.

 

Como hablar de todos los sitios por los que hemos pasado sería largo y aburrido os pongo el programa de 14 días y comento 3 o 4 cosas del viaje.
– Delhi-Mandawa-Bikaner
– Bikaner (templo de las ratas)-Jaisalmer
– Jaisalmer visit (puesta de sol en camello por el desierto)
– Jaisalmer-Jodhpur
– Jodhpur-Ranakpur-Kumbalgarh-Udaipur
– clase de cocina y visita Udaipur
– Udaipur-Pushkar
– Pushkar-Jaipur
– Visita de Jaipur
– Jaipur-Fathepur-Agra
– Amanecer en Taj Mahal-Orccha
– Khajuraho (templos kamasutra)
– Varanasi (cremaciones, baños y rezos en el Ganges)

Todo el recorrido lo hemos hecho con un conductor que nos ha llevado a todos los lugares que os acabo de contar. Durante gran parte del tour hemos coincidido con una pareja de Alicante, que viajaba en otro coche de la misma compañía y así se nos ha hecho más entretenido el trayecto. Desde aquí les mandamos un abrazo (seguro que nos leerán).

Cosas destacables serían el atardecer en camello en Jaisalmer, nosotros encima de las dunas viendo desaparecer el sol al más puro estilo Lawrence de Arabia (aunque la foto es de Pushkar después de 800 escalones que tuvimos que subir para ver la puesta de sol ).

Las ciudades amuralladas color arena y los impresionantes fuertes.

El templo de las ratas… ¡qué asco! y la devoción que llegan a tener por la infinidad de divinidades que adoran (aunque en el fondo todo se basa en una, Brahman, el todo).

Las ciudades o templos o palacios con lago o río, las imágenes que se reflejan, los colores, los baños que se dan, los rezos, las velas en el agua…

 

Los templos del kamasutra, con esas posturas imposibles, puras acrobacias que o las haces ayudándote de un par de amigos o te rompes algo (bueno, en la de la foto es un tema de resistencia más bien).

Pero lo más, definitivamente, ha sido el Taj Mahal (Gran Palacio), su majestuosidad, su pureza, su magnetismo, su espiritualidad y eso que luego dentro no es que tenga mucho, una réplica de dos tumbas que están en las catacumbas y no son visitables. Eso sí, si vas al Taj Mahal llévate una linterna para ver las transparencias de sus mármoles y piedras en el interior del Palacio.

En la próxima entrada os informo de nuestro RETORNO!!!

Posteado por: vadeviajar | 4 octubre 2010

MON-TESA

Como muchos de vosotros sabréis “Mon” en catalán significa mundo y Montesa es una marca de motos mundialmente conocida por sus motos de trial. Ese año es el 10 aniversario de la Montesada y como homenaje nos hemos ido haciendo fotos por todos los sitios más emblemáticos que hemos visitado con su camiseta (luego os informo mejor de lo que es la Montesada).

Así pues aquí van las 9 fotos, por cada año de Montesada. La décima será en el Taj Mahal el día de la décima Montesada:

LA BOMBONERA (estadio del Boca Juniors en Buenos Aires)

PERITO MORENO (ARGENTINA

CATARATAS DE IGUAZÚ (ARGENTINA)

CRISTO DE CORCOVADO (BRASIL)

PAO DE AÇUCAR (BRASIL)

MOAIS DE ISLA DE PASCUA (CHILE)

OPERA DE SIDNEY (AUSTRALIA)

TORRES PETRONAS (MALASIA)

ANGKOR WAT (CAMBOYA)

Cada 12 de octubre, los últimos 9 años se ha celebrado en Tona la Montesada y este año es su décimo aniversario y prometen liarla más que nunca. La Montesada, básicamente es un trial organizado por Joan and family (amigo nuestro) y en el que participan pilotos amateurs (algún amigo nuestro también) y los pilotos profesionales de la marca hacen una exhibición que te deja con la boca abierta, Toni Bou, Laia Sanz, Fuji… es una locura lo que llegan a hacer con estas motos. Os dejo el link a la web por si queréis más información: http://www.montesaweb.com/secciones/activitats.aspx

¡SI PODÉIS NO OS LO PERDÁIS!!!

Posteado por: vadeviajar | 28 septiembre 2010

NAMASTE NEPAL!!!

Lo peor de que la gente te dé su opinión de un sitio u otro es que te haces una idea preconcebida del país y luego, si no es como pensabas te deja un poco decepcionado. Nepal me ha gustado, a Javier más, pero me lo esperaba diferente… más espiritual, menos turístico, más zen…

Katmandú es una ciudad caótica, sucia, contaminada pero puedes encontrar algún rincón interesante en la zona de Thamel, muchos restaurantes, bares, cafés, live music y miles de tiendas de souvenirs, pashminas, ropa de montaña. Definitivamente Nepal es un país de trekkeros.

En los alrededores de esta gran ciudad hay otras localidades muy interesantes, todas ellas Patrimonio Cultural de la UNESCO, como pueden ser :

Patan, una de las tres ciudades reales del valle de Katmandú y centro artístico del budismo e hinduismo.

Bhaktapur, una espectacular ciudad medieval, otra ciudad real.

Pashupatinah, donde se encuentra uno de los templos hindús más grandes del mundo dedicado a la diosa Shiva y donde se realizan cremaciones de muertos a orillas del río. Esto de las cremaciones nos impresionó mucho, como algo tan privado como despedir a un difunto lo pueden hacer tan en público… Bastante duro…

Boudanath, una estupa budista que atrajo principalmente a muchos monjes tibetanos que escaparon de China tras la revolución de Mao, y cuyas túnicas carmesí destacan en un vecindario surrealista, repleto de monasterios, tiendas, bandeloras multicolores, muchedumbres y cánticos, fragancias de incienso y alguna que otra vaca sagrada.  

Así pues, perdido durante un día en Katmandú y un segundo día visitando a los alrededores, lo mejor que puedes hacer es huir a las montañas. Pokhara es el punto de inicio de miles de trekkings por el Himalaya. El primer despertar en Pokhara, abrir las cortinas y ver las imponentes montañas del Himalaya (básicamente las Anapurnas), eso es algo que no creo que se me olvide en la vida. Lo que no sabía es que sería el único día, de nuestra estancia en las montañas, que no estaría nublado!!! Así que, no tengo la foto del espectáculo.

En Pokhara íbamos a hacer un trekking de varios días que al final se redujo a 2 días porque Javier, aún no sabemos como, se hizo daño en el pie y recordando nuestros primeros días en Argentina, tuvimos que hacer reposo. Del trekking mejor no hablo porque nos llovió los dos días y aunque pasamos por pueblos auténticos y vimos algún paisaje precioso, yo sigo diciendo que a mi no me gusta trekkear.

Nuestra visita a Nepal terminó en el Parque Nacional de Chitwan, es una zona muy turística donde se organizan safaris para ver a rinocerontes y tigres principalmente. Nosotros cogimos una oferta e hicimos de todo, visita de pueblos en carro tirado por búfalos, canoa, trekking por la jungla con poca suerte porque aunque vimos huellas de tigres y rinocerontes sólo vimos ciervos, zorros y algunos pájaros, seguimos con un paseo de 2 horitas en elefante donde, esta vez sí, pudimos ver a un par de rinocerontes y otra vez muchos ciervos, yaks y pájaros. Yo creo que vale la pena, es otra visión de Nepal y es entretenido.

Suerte que hoy, en el avión Katmandú-Delhi, he podido hacer las fotos del Himalaya!!! Aquí una de muestra. Importante sentarse en el lado derecho del avión para poder disfrutar de los 1400Km de cordillera. Ah! y las montañas del fondo son el Tíbet!!!

Ya estamos en la India, en Delhi. Hoy hemos aterrizado en el nuevo aeropuerto de Delhi inaugurado hace un mes. En 4 días empiezan los juegos de la CommonWealth donde participan 71 países. La ciudad está medio paralizada, la gente tendrá 2 semanas de vacaciones mientras se celebran los juegos… cómo me recuerda a mi todo esto a los JJ.OO. de Barcelona…

Posteado por: vadeviajar | 20 septiembre 2010

Arigatou gozaimasu=Muchas Gracias Tokio!

Cuando salimos de Barcelona no teníamos previsto pasar por Tokio durante nuestra vuelta al mundo pero nuestro amigo y colega del trabajo Raül, decidió ir a pasar unos meses a esta impresionante ciudad y no pudimos dejar pasar la oportunidad. Así pues, Japón ha sustituido a Tíbet en nuestros planes (aunque un año parezca mucho tiempo, no da para más…).

La llegada a Tokio no decepciona, del aeropuerto cogimos el Narita Express, como si fuera el metro más moderno que habéis visto nunca, con los asientos comodísimos, limpísimo, pasan con el carrito para venderte comida y bebida (siempre previo saludo con la cabeza). Eso sí, 2 horitas hasta casa de Raül y Chigiro y eso que ellos viven en el centro.

Tokio, como cualquier ciudad, está dividida por barrios y no deja de sorprenderte cada vez que te metes en el metro (en una de sus 16 líneas). Sales del metro y te encuentras en un sitio diferente, Asakusa el barrio más tradicional, con el templo, el santuario, la Tori… Akihabara, el barrio de la electrónica y la música, Shibuya el barrio de noche, neones, bares, restaurantes, tiendas, gente y el cruce más complicado de la ciudad (tienes semáforo hasta para cruzar en diagonal!!!), Ginza el barrio pijo, de las tiendas de marca y los restaurantes guais, la zona de Ebisu más trendi y bohemia como la de Meguro y finalmente la zona del palacio real, para pasear por su parque o también con tiendecillas de las buenas.

El primer día en esta enorme ciudad cuesta un poco, llegas al metro y todo está escrito en japonés, le preguntas a alguién y casi nadie habla en inglés (suerte que son muy serviciales y amables y se desviven por ayudarte). Así pues entre inglés y gesticulaciones consigues empezar a entender como funcionan las distintas líneas de metro (las hay públicas y privadas) y como comprar los billetes…

Pero avanza la mañana y tienes ganas de ir al baño… entras en el toilet y… hasta la taza del water tiene botoncitos!!! Uno para que haga sonido como de río mientras tu haces tu necesidades, otros dos para tirarte chorrito o spray en el culito una vez finalizado, una rueda para graduar la cantidad de agua y el último para tirar la cadena… Buf!!! el primer día cuesta un poco… ya os digo.

Una vez coges confianza, ya no hay quien te pare y es que con tanta actividad a tu alrededor no puedes evitar sentirte activo. Desespera un poco el poco inglés que hablan puesto que te gustaría poder conversar con los camareros o con gente que encuentras por la calle y se para a preguntarte si estás perdido… Todos tienen muchas ganas de contarte cosas pero es difícil hacernos entender.

Para nosotros Tokio es una ciudad de noche, cambia espectacularmente al caer el sol. Las luces, los colores, los ruidos, la gente… Me olvidaba!!! qué espectáculo la gente, las “dolly girls” con sus minifaldas vestidas como auténticas muñecas o de colegialas… aquí cada uno viste como se siente y nadie se fija en nadie!!! qué locura!!! (nosotros habríamos hecho millones de fotos pero nos daba vergüenza).

La verdad es que Tokio es una ciudad cara, y Japón en general. Un café te puede costar tranquilamente 5 euritos y una cervecita 6 euracos, así que, lo de tener alojamiento gratis ha sido una gran ayuda para nosotros. También es de agradecer poder hablar con alguien que tiene tus mismas inquietudes y curiosidades y las ha ido descubriendo gracias a llevar unos mesecillos viviendo por ahí y hablar con una japonesa con un inglés perfecto sobre sus costumbres y actualidad.

Finalmente, y excepcionalmente, hemos ido a visitar la oficina de mi trabajo en Tokio, a su director, Haya, ya lo conocía pero he tenido la oportunidad de conocer personalmente a Yuko y Miki, de las que había oído hablar e incluso leído algún mail pero no conocía sus caras. A ver si vienen a Barcelona para conocer al resto!!!

Nunca olvidaremos nuestro viaje a Japón. Nos ha impresionado!!!

PD: Me olvidaba… Javier, el caprichoso de Javier, tenía metido en la cabeza que se quería comprar una guitarra Takamine, unas guitarras conocidas mundialmente y que utilizan Bon Jovi, Bruce Springsteen o Avril Lavigne por ejemplo… así que… cuando vengáis a casa preparaos para el concierto!!!

Posteado por: vadeviajar | 15 septiembre 2010

WE LOVE JAPAN

Japón es un país de contrastes donde se mezcla la tradición con la tecnología punta. Así pues de un lado tenemos a sus templos y castillos y por el otro sus impresionantes rascacielos, tenemos a sus geishas (prostitutas de lujo o damas de compañía educadas para ello) y a sus “dolly girls”, se respira respeto, educación, orden pero a la vez el ruido de los locales de máquinas de juego, las tiendas de electrónica y el tráfico. Un país increíble que hay que ver y vivir.

Antes de empezar la ruta una recomendación, fuera de Japón, has de comprar el Japan Rail Pass (JR Pass). Es un ticket de tren tipo el Inter-rail europeo para Japón. Te permite coger el tren bala, las líneas de tren JR de Tokyo y algún bus y ferry durante 1, 2 o 3 semanas (tú decides).

De Tokyo hablaremos en la próxima entrada así que vamos a contaros que hemos hecho por aquí. Posiblemente una de las imágenes más recurrentes de Japón sea el Monte Fuji pero en esta época del año, verano, no tiene nieve y se hace difícil de fotografiar por las nubes que lo rodean debido a la evaporación del agua de los lagos cercanos, así pues, aunque lo vimos desde Hakone no tenemos esa foto emblemática. Nuestro primer destino fue Hakone, una zona de lagos y montañas a 2,5horas de Tokyo. Además de las vistas del Fuji desde el lago hay una recomendable excursión de un día consistente en cruzar el lago en barco pirata, coger un teleférico a las montañas y bajar en tren. Al bajar no dudes en pararte en el Museo al aire libre, a nosotros nos sorprendió muy gratamente (ver foto) además de coincidir que tienen una exposición de Picasso este año.

Por la noche, para relajarte, te recomendamos irte a un Onzen, unos baños termales, característicos de esta zona donde disfrutarás de las distintas temperaturas de sus bañeras. Eso sí, no son mixtos (lógico porque vas desnudo), así que vivirás la experiencia solito.

Siguiendo ruta, nos fuimos en tren bala (Shinkansen) a Hiroshima. Decir del tren bala que es comodísimo y que en Japón supongo que las Low Cost aéreas no tienen nada que hacer.

En Hiroshima lógicamente la visita obligada es el Parque Memoria de la Paz donde se encuentra el museo dedicado a la bomba atómica (duro pero muy interesante), distintas estatuas y monumentos conmemorativos repartidos por el parque y a la otra orilla del río un edificio destruido por la bomba que han preservado para recordar la trágica historia de ese 6 de agosto de 1945 a las 8.15h de la mañana.

Otra imagen representativa de Japón es el Tori, un arco tradicional japonés que se encuentra a la entrada de los santuarios marcando la frontera entre lo profano y lo sagrado. El más emblemático es el de Miyajima, una isla a media hora de Hiroshima, y ahí nos dirigimos nosotros. Posiblemente sea el sitio que más nos ha gustado de Japón (sin contar Tokyo), el Tori es espectacular y tienes distintas imágenes de él dependiendo de la luz y de la marea pues según la hora o puedes llegar a sus pies o está sumergido en el agua.

Miyajima es una isla con su río, su montaña y su impresionante templo que no debes perderte, se llega en ferry después de coger el tranvía en la ciudad y te encuentras en un pueblecito, con calles estrechas llenas de tiendas y restaurantes, hoteles espectaculares (muy caros) y ciervos por todas partes (a mi uno se me comió el mapa…).

Osaka no nos impresionó mucho, tiene un castillo para visitar con trajes de samuráis y mucha historia pero está muy nuevo, no dejan hacer fotos y casi toda la información está en japonés. De todos modos Osaka cambia totalmente de noche y nos encantó, uno de los rascacielos a los que se puede subir, en la zona de Umeda, tiene lo que ellos llaman un “floating garden”, un jardín flotante que no es más que el diseño circular de la parte superior del edificio desde donde tienes las vistas espectaculares.

Entre Osaka y Kyoto tienen 147 restaurantes con estrella Michelin, con lo cual, a unos flipados de la comida como nosotros, nos valió la pena la visita. En Osaka estuvimos en uno y en Kyoto en dos. Aquí en Japón los precios al mediodía son mucho más baratos que por la noche (un 30% menos aprox.) así que nos fuimos a comer. Para que os hagáis una idea el menú degustación costaba 40 euros (4200 yenes).

Hablando de restaurantes, un tipo de restaurante que nos ha encantado y los hay en todas las ciudades, son unos pequeños locales donde sólo tienen una gran plancha y la barra para los clientes (normalmente no caben más de 10 personas!!!). Es una lástima que aquí en Japón no hablen más inglés porque en estos sitios siempre se entablan conversaciones divertidas con el chef.

Antes de ir a Kyoto pasamos por Nara, una pequeña ciudad con un gran parque, el parque de los ciervos lleno de ciervos, claro está. En este parque puedes visitar distintos templos, pagodas, el museo nacional… y para llegar a él desde la estación de tren es un agradable recorrido por su calle principal llena de tiendas, bares y restaurantes (unos 20 minutos andando). Nara está a media hora de Osaka y a 45 minutos de Kyoto así que la excursión es fácil.

En Kyoto no sabemos cuántos templos hay pero son un montón, así que, o te pasas aquí un mes o hay que escoger. Nosotros visitamos cinco parando para comer en un dos estrellas Michelin. Por si venís por aquí os decimos los escogidos porque creemos que eran distintos el uno del otro y fue una buena elección: el templo Sanjusangendo (1001 estatuas de Kannon), el templo Kinkasu (de hojas de oro), el castillo Nijo, el Santuario Heian y el atardecer en el templo Kiyomizu. Vale la pena ir del penúltimo al último andando puesto que están en el barrio de Gion, pasas por distintos templos de camino y tienes la oportunidad de encontrarte alguna Geisha o alguna Mayko (Geishas más jóvenes) paseando con sus amigas.

Antes de coger el tren bala de vuelta Tokyo, en la misma estación de Kyoto hay un restaurante estrella Michelin en la planta 11 con buenas vistas a la ciudad. En la misma planta también tienes otras opciones de restauración más económicas. Nosotros te recomendamos que pases un rato disfrutando de las vistas y de la exquisita comida japonesa.

Posteado por: vadeviajar | 4 septiembre 2010

SPAIN ¿CITY OR COUNTRY?

Si cuando decía yo que Myanmar era un país complicado era por algo… Gracias a la victoria de la roja en el mundial de fútbol toda Asia conoce a España aunque parece ser que no a todos les ha quedado claro que es un campeonato de selecciones nacionales y nos preguntan si España es un país o una ciudad.

Empezaré por los contras de este país para terminar con los pros y animaros a visitarlo.

CONTRAS: Myanmar no tiene ni cajeros ni casi bancos, así que o vienes con pasta (o sea dólares) o tienes un primer problema. Eso nos pasó a nosotros, traíamos unos pocos dólares pero no suficientes para pasar 19 días, además los dólares han de ser en billetes nuevos, porque sino tampoco te los aceptan y a ser posible grandes (o sea, de 100). Con todas estas complicaciones, a nuestra llegada tuvimos que buscar donde hacer el primer chanchullo… en un hotel a través de nuestra tarjeta de crédito con una comisión que mejor no recordar…

Una vez superado el primer inconveniente vamos a organizar la ruta por el país… Estamos en época de lluvia así que las carreteras están peor de lo acostumbrado, nos recomiendan no coger autobuses e ir en avión a todas partes… Por una vez hacemos caso aunque en una ocasión nos veremos obligados a coger un bus durante 4 horas y… suerte que el resto lo hemos hecho en avión porque no nos caben las piernas y vamos llenos hasta los topes (vamos que se traen hasta las gallinas de equipaje…), por la carretera hay un carril o ninguno con lo que cada vez que nos cruzamos con algún vehículo existe riesgo de volcado al pisar el arcén (rocas, matojos, charcos…).

A pesar de los pesares seguimos viajando pero ¿Cómo??? Porque tenemos los billetes, reservamos también los hoteles pero la comunicación con los burmeses es difícil pues el inglés lo hablan muy pocos. La mayoría lo ha estudiado de libros o a partir del contacto con turistas pero no lo hablan habitualmente con lo cual, te pueden preguntar muy correctamente pero no entienden tu respuesta… y eso pasa incluso en las recepciones de los hoteles. Tampoco nos podemos ayudar de internet porque es casi inexistente y con muy mala conexión.

PROS: Pero vayamos a las cosas buenas. Myanmar es poco turístico así que están alucinados al ver a “western”, así nos llaman a los occidentales, nos hacen fotos y todo (igual que hacemos nosotros con ellos). Hemos estado en algún sitio fuera de la ruta habitual de los pocos tours organizados que hemos encontrado con el inconveniente que te tienen muy vigilado y no te dejan ir por según que zonas.
Nunca habíamos visto tantos templos juntos, tienen una riqueza arquitectónica del S.XI al XIII impresionante. Por aquí hay más budas que en toda Asia junta creo yo, tienen al más alto, al más grande, el templo con más budas, las cuevas con más budas…

Os hago un resumen de nuestra ruta y si algún día queréis conocer este extraordinario país no dudéis en pedirnos más información.
Empezamos el viaje en Yangón donde sobre todo hay que visitar la Shwedagon Pagoda, un complejo enorme, con una estupa de oro en el centro (una estupa es un monumento funerario donde normalmente se encuentra alguna reliquia de Buda). Esta pagoda es como una mini ciudad llena de templos con budas en distintas posiciones y como no, con la huella de buda, una pisada con 108 cuadritos con distintos dibujos.

De Yangon nos fuimos a Keng Tong, una zona peligrosa pues se encuentra dentro del triángulo de oro del opio. Nosotros ni decir tiene que no teníamos ni idea hasta que llegamos allí. No sé cuantas veces nos pidieron el pasaporte pero fue de lo más aunténtico de todo el viaje. Myanmar tiene 135 tribus y en esta zona puedes hacer algún trekking para conocer a alguna de ellas. Nosotros conocimos a los Akha y a los Enn, estuvimos en sus casas tomando té, hablando con ellos con la traducción de nuestro guía y viendo sus artesanías (eso sí nos pusimos de barro hasta las orejas… es lo que tiene viajar en época de lluvias, los caminos se llenan de barro, pero eso no nos detiene!!!). En Keng Tong también estuvimos dando una clase de inglés, nos lo pidió nuestro guía y accedimos voluntariamente. Dos horitas con 20 alumnos de entre 18 y 22 añitos, muy tímidos, con un inglés muy correcto al hablar ellos pero que no siempre nos entendían (lo dicho, se saben la gramática pero les falla la conversación).

De Keng Tong al Lago Inle, un paseo de un día por el lago viendo un mercado, algunos templos y algunos talleres de artesanía. Visita recomendada desde aquí es visitar las cuevas de Pindaya que albergan más de 8000 imágenes de Buda en materiales diversos como madera, piedra, laca, alabastro, etc. (a nosotros nos faltó tiempo para ir…).

Del Lago Inle a Mandalay. A nosotros Mandalay no nos ha gustado mucho pero sus alrededores son espectaculares. En Mandalay te recomiendan ir al Palacio Real (los edificios muy chulos pero están vacíos) y subir a la Mandalay Hill para tener una vista de la ciudad, así que un día es más que suficiente. Otro día lo dedicas a los alrededores: ir a Amarapura (atardecer sobre el puente U Bein), Sagaing y Ava (o Inwa) y saliendo de Mandalay te paras en la Maha Muni Pagoda para ver a un buda espectacular de oro y piedras preciosas (atención!!! Las mujeres no nos podemos acercar a verlo…). Tendrás que pasar otro día en Mandalay para ir en barco a Mingún a ver la campana más grande del mundo, 90 toneladas y un par de templos más también interesantes.

De Mandalay a Monywa. En los alrededores de Monywa hay un templo de madera policromada espectacular, el buda reclinado más grande del mundo (100m aunque creo que ahora es el segundo y el primero está en otra zona de Myanmar). Puedes entrar en su interior donde hay imágenes y pinturas de buda. También hay un buda de pie enorme, también visitable su interior (nosotros subimos 10 pisos por escaleras, en cada piso imágenes y pinturas… al final nos cansamos, creo que tenía unos 24 pisos). Para terminar el día excursión a las Cuevas de Powintaung que albergan unas 400.000 imágenes de Buda. Las cuevas se encuentran excavadas en la colina y según los arqueólogos contienen una colección única de pinturas rupestres y frescos.

Esto ya se acaba, de Monywa nos vamos a Bagan. En Bagan quedan 2740 templos (S.XI-S.XIII) aunque llegaron a tener más de 13000… Nosotros la visita la hicimos en coche de caballos porque la zona a recorrer no es muy grande y los trayectos son cortos. Se puede hacer en bicicleta pero al ser época de lluvias seguro que en algún momento del día te pilla el chaparrón.

No sé cuantos templos vimos, pero realmente después de un día de intensivo acabas harto de templos, aunque todos valen la pena por sus pinturas, su arquitectura, sus imágenes de buda y sus vistas (en alguno te puedes subir). Desde Bagan se recomienda ir al Monte Popa un volcán extinguido conocido como “La Casa de los Espíritus”, has de subir 777 peldaños para disfrutar de la vista desde lo alto. La verdad es que nos decepcionó un poco esta excursión porque las vistas no son tan espectaculares como esperábamos y no nos cruzamos con ningún espíritu!!! Bromas aparte, aquí veneran a 37 espíritus, conocidos como los Nats, cada uno está dedicado a algo como los negocios, los pescadores, los borrachos, los que juegan… y una vez al año es costumbre visitarlos para pedirles o prometerles algo para el año venidero.

Fin de Myanmar

Posteado por: vadeviajar | 26 agosto 2010

ESTÁN AQUIIIIIÍ!!!

Durante los meses que llevamos viajando hemos comentado con australianos, americanos, alemanes, austríacos, ingleses, suizos, lo poco que viajamos los españoles, pero al llegar agosto, vaya, vaya… están aquiiiiiiiiií. Se nos oye al entrar a un restaurante, andando por las calles, en cualquier templo… Y es que en agosto se abre la veda, y además nos gusta viajar en grupo con todo organizado, así hacemos más jaleo, en fin, por lo menos viajamos, aunque sólo sea un mes al año.

Si viajas a Vietnam no debes dejar de visitar dos lugares en el norte, el primero es Sapa, un pueblo en las montañas, casi fronterizo con Laos. Los paisajes son espectaculares, las terrazas de campos de arroz, los distintos verdes, el aire puro. Además Sapa está rodeado de poblados de distintas etnias, los “red dzao”, los “h’mong”… encuentras personas de las diferentes etnias por las calles de Sapa, pero si haces algún trekking a alguno de los poblados, seguro que muchas de las mujeres te querrán acompañar para al final venderte joyas de plata o bolsos, bolsas y bolsitos hechos por ellas.

La verdad es que son amables, no atosigan demasiado y es divertido ir con ellas, teniendo en cuenta la barrera idiomática, pero entre el inglés y la mímica al final te cuentan muchas cosas.

De momento, la única manera para llegar a Sapa es en tren hasta Lao Cai desde Hanoi y luego en minibús a Sapa. El tren es nocturno con el único inconveniente que a la ida llegas a las 6.30h y a la vuelta a las 4.30h de la madrugada te plantas en Hanoi y si tu hotel no tiene la habitación disponible pues… No hay problema, te damos la solución, resulta que en Hanoi tienen a Ho Chi Minh embalsamado y se le puede visitar, aunque sólo durante 3 horas al día, entre las 7.30h y las 10.30h, así que cuando vuelves de Sapa, entre llegar al hotel, desayunar e irte al mausoleo de Ho Chi Minh, lo tienes bien para ser el primero en la cola a las 7.30h, y qué cola!!! Eso sí, va rapidito porque no te puedes parar delante de él, la cola va avanzando todo el rato. Los controles de seguridad son peores que en el aeropuerto, hay soldados por todos lados y en la sala donde está Ho Chi Minh no se puede ni hablar (a mi me llamaron la atención 3 veces…).

Ho Chi Minh está en un complejo donde también está el museo nacional y la pagoda de un pilar y andando también te puedes acercar al Templo de la Literatura que vale la pena visitarlo e incluso quedarte un rato leyendo o viendo pasar a los turistas porque en medio de Hanoi, te encuentras bastante ajeno al ruido, las motos, el tráfico y el caos.

Hanoi no es que nos haya gustado demasiado, sobre todo por culpa de los taxistas que son unos timadores profesionales con taxímetros trucados e intentos de cambiarte un billete por otro diciéndote que no les has dado bien el dinero (Javier casi se pega con uno).

Pero a pesar de esta gentuza hay un par de sitios más que comentar, el primero el restaurante de Bobby Chin, un conocido cocinero asiático (sale en el canal “travel and living”), donde nos dimos el lujazo de comer un menú degustación por 30 euros que estaba exquisito y finalmente el espectáculo de las marionetas sobre el agua para conocer un poco más su cultura, música y tradiciones.

El último lugar imperdible en Vietnam, cerca de Hanoi (3 horas en coche) es Halong Bay, aunque seguro que ya habréis visto muchas fotos del lugar. Como todo, en directo es mucho más impresionante. Nosotros recomendamos hacer un crucero de 3 días y 2 noches para alejarte, en la medida de lo posible, de la mayoría de cruceros que hacen 2 días y 1 noche. A pesar de que nos encantó Halong Bay, teniendo en cuenta que es Patrimonio de la Humanidad, hay mucho trabajo por hacer en cuanto a limpieza de las aguas. Es una pena que viendo un paisaje tan bucólico de repente te aparezca una botella de agua flotando o un saco de plástico…

Pero no sólo se trata de paisajes, porque en Halong Bay también hay cuevas escondidas y lugares a los que sólo puedes acceder en kayak, así que, también se trata de un poco de aventura. En el crucero nos hicimos amigos de Sonia y Sergio, de Ávila a los que aprovechamos para saludar y felicitar porque estaban de viaje de luna miel!!! 😉

Y la próxima entrada Myanmar!!!!!! Buff!! Este país sí que es complicado…

Older Posts »

Categorías